Actividades del própolis de uso demostrado (I).


A continuación referimos dos actividades del própolis, basadas en bibliografía científica y para las que se ha demostrado su uso. La actividad antioxidante y la actividad antimicrobiana.

1) Actividad antioxidante  


El própolis, debido a su riqueza en polifenoles, ha demostrado una gran capacidad antioxidante basada en su propiedad para neutralizar los radicales libres. Es una fuente natural de antioxidantes que protegen a los aceites y lipoproteínas séricas de la oxidación.

La actividad antirradicalaria (radicales alcoxi y superóxido), se complementa con su efecto inhibidor del ión cuproso, iniciador de la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad.

El própolis ejerce efectos antioxidantes en el colon, inhibiendo la concentración de hidroperóxidasas lipídicas y también por vía sistémica aumentando la concentración de vitamina C.


En su estudio (SATHIAVELU et al., 2009) ratificó esta acción antioxidante, donde demuestra que la Chysina, proveniente del própolis, es capaz de aumentar la actividad de la superóxidodismutasa, catalasa, glutation-peroxidasa, glutation reductasa, glutation-s-transferasa, los niveles glutation reducido, vitamina C y Vitamina E, en modelos experimentales en ratas. Estas enzimas y sustancias antioxidantes protegen contra los radicales libres mediadores del estrés oxidativo. 

2) Actividad antimicrobiana

Una de las propiedades más conocidas del própolis es su actividad antimicrobiana, que le ha llevado popularmente a tener el apelativo de “Penicilina rusa”. Esta sustancia es activa frente a numerosos microorganismos como Bacillus larvae, Bacillus subtillis, Bacillus de Koch, Staphylococcus aureus, Streptomyces sobrinus, Streptococcus mutans, Streptococcus cricetus, Escherichia coli, Salmonella, Shigella, Giardia lambia, Bacteroides nodosos, Klebsiella pneumoniae, incluyo algún Streptococcus piogenes resistente a los antibióticos.

Los principios activos responsables de esta actividad son los derivados cinámicos y flavónicos, que alteran las membranas e inhiben la motilidad (la habilidad de moverse espontánea e independientemente) de las bacterias. En conjunto y dependiendo del origen geográfico y botánico del própolis, muestra una buena actividad antimicrobiana dosis-dependiente frente a microorganismos que habitan el ámbito respiratorio como Streptococcus pneumoniae, Hemophillus influence y Moraxella catarrhalis, por eso se ha venido utilizando contra las afecciones de garganta y demás afecciones respiratorias de las vías superiores.

Los própolis ricos en pinocembrina y galangina han mostrado que inhiben el crecimiento y la actividad enzimática de Streptococcus mutans, organismo responsable de la caries dental. También presentan una gran actividad contra una gran variedad de bacterias que causan trastornos periodontales como son Porphyromonas gingivalis, Prevotella intermedia, Actinobacillus actinomycetemcomitans y Fusobacterium nuclatum. (PARK-IKEGAKI, 1998) (SANTOS et al. , 2002).

Diversos autores han estudiado la actividad antimicrobiana del própolis en combinación con antibióticos y llegan a la conclusión que esta sustancia sinergiza la acción de éstos, haciéndolos más eficaces y posibilitando una reducción de dosis y evitando que los microorganismos se hagan resistentes. En este sentido FERNÁNDEZ JUNIOR et al.(2005), presentan un estudio de la acción del própolis contra Staphylococcus aureus, reportando que presentan sinergismo con los antibióticos Cloranfenicol, Gentamicina, Netilmicina, Tetraciclina y Clindamicina. Esta sinergia está basada en el mecanismo de acción que presentan estos agentes que interfieren la síntesis de proteínas en las bacterias. Ya en este sentido se había pronunciado KROL et al.(1993), donde encontraron un efecto sinérgico que había entre los extractos de própolis y la actividad antibacteriana de Estreptomicina, Cloxacilina, Penicilina G, Doxicilina, Cloramfenicol, Cefradina y Polimixina B.

Este artículo es un fragmento de un artículo mayor, realizado por el Doctor Albert Sala Llinares, director técnico de ELADIET.

En próximos artículos en este Blog, os hablaremos de otras actividades del própolis, como la actividad antifúngica, la actividad antivírica, la actividad inmunoestimulante, la actividad antiinflamatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario