Importancia del aparato digestivo

El aparato digestivo se encarga de recibir los alimentos, digerirlos (fraccionarlos en sus nutrientes), absorber estos nutrientes hacia el flujo sanguíneo y eliminar los restos no digeribles.

El aparato digestivo es un largo tubo que empieza en la boca y acaba en el ano. Está dividido en diferentes partes: esófago, estomago, intestino delgado, intestino grueso (o colon) y ano.

1 Boca: es la puerta de entrada. Sus funciones son de masticación y deglución. 

2 Esófago: no digiere los alimentos; simplemente los transporta desde la boca hasta el estómago.

3 Estómago: donde comienza la digestión propiamente dicha. Para ello, el estómago produce jugo gástrico que debe mezclarse bien con los alimentos.

4 Intestino delgado: en él se lleva a cabo la parte más importante de la digestión: la absorción de los nutrientes.

5 Intestino grueso: la primera mitad contiene abundantes bacterias que forman la flora intestinal. Esta flora es capaz de fermentar los residuos que no han podido digerirse, obteniendo de ello sustancias aprovechables. La segunda mitad del intestino grueso acumula las heces para luego expulsarlas.

El aparato digestivo también incluye órganos que se encuentran fuera del tracto gastrointestinal, como el páncreas, el hígado y la vesícula biliar.

Molestias del sistema digestivo

Las afecciones del aparato digestivo pueden ir de leves a serias, siendo los problemas más comunes:

  • Estreñimiento: Cuando las heces son infrecuentes o requieren de un esfuerzo considerable para su evacuación.
  • Diarrea: La causa más común es una gastroenteritis viral o una gastroenteritis vírica epidémica.
  • Dispepsias: el dolor de estómago, o dispepsia, puede producirse por muchos motivos: haber comido mucho, haberlo hecho demasiado deprisa, por beber alcohol en exceso, por tomar ciertos medicamentos.
  • Gases: pueden provenir de lo que se come (hay alimentos especialmente flatulentos: las judías blancas, los garbanzos, las coles, el repollo, etc. y hay bebidas que contienen gas: refrescos, cava, cerveza, aguas minerales, etc.) También hay una parte del gas intestinal que se produce en el propio tubo digestivo.
  • Acidez gástrica: sensación de ardor o quemazón localizada en la zona abdominal superior.
En un próximo artículo os daremos una serie de consejos para mantener el sistema digestivo en buen estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario