La Jalea Real: Un buen complemento nutricional para niños

La Jalea Real es un producto viscoso de color blanco nacarado y de sabor ácido ligeramente azucarado, compuesto de néctar y polen recogidos y masticados por las abejas obreras, son segregados después por sus glándulas faríngeas. Constituye el alimento de las larvas durante sus primeros 3 días y representa el único alimento de la abeja reina durante toda su vida. 

COMPOSICIÓN JALEA REAL 

66% de agua
14,5% de azúcares (glucosa, fructosa y sacarosa)
4,5% de lípidos
13% de proteínas
un gran número de vitaminas, las más importantes de las cuales son las del complejo B.

También presenta sustancias minerales y oligoelementos, destacando: calcio, cobre, hierro, fósforo, potasio, sílice y azufre. Además posee una serie de sustancias de alto valor biológico, que sin duda marcan su actividad nutritiva y funcional, como son: la acetilcolina o el ácido 10-hidroxi-2- decenoico (HDA). Este último componente marca la eficacia de la Jalea Real. Por eso ha devenido en un parámetro de calidad. Una Jalea Real fresca de buena calidad presenta alrededor del 2% de HDA. 

PROPIEDADES

Los estudios clínicos han demostrado sus ventajas de tipo nutritivo, energético y metabólico en la población pediátrica y adulta. La Jalea Real contribuye a equilibrar el sistema endocrino y ejerce una acción positiva sobre el aparato digestivo. En general tiene efectos estimulantes y regeneradores de los tejidos, ayudando al crecimiento y al desarrollo muscular y óseo. También contribuye a facilitar la actividad intelectual, de ahí que sea una sustancia recomendada como complemento en época infantil. 

Entre sus propiedades funcionales destacan las antibacterianas, antiinflamatorias, vasodilatadoras, hipotensoras, desinfectantes, antioxidantes, antihipercolesterolemizantes y antitumorales.

La Jalea Real se utiliza en épocas de crecimiento y desarrollo infantil, en la falta de apetito y en las insuficiencias alimentarias provocadas por dietas desequilibradas. Martinetti y Caracristi (1956) demostraron el efecto de la Jalea Real sobre el metabolismo general, viendo su acción estimulante, comparable a las proteínas. Oriol Avila (AVILA, 1980) destaca las ventajas de la Jalea Real en los niños por su potente factor de crecimiento, confirmando que se observa un aumento de peso a partir de 50 mg por día de Jalea Real.

Según Borgia et al. (1984), hay una mejora en la ganancia de peso y se mejoran las condiciones psicológicas, apreciándose asimismo una mejora en el nivel de células sanguíneas. En niños prematuros, se demostró que 100 mg por vía oral, mejoraba las condiciones generales, con aumento de peso, incremento de apetito, de glóbulos rojos y de hemoglobina (Krell, 1986).


La acción tónica y contra el cansancio y decaimiento de los niños, va ligada a los micronutrientes presentes en ella, como la taurina, que facilita el aprovecha- miento de las proteínas y grasas, y las vitaminas del grupo B, especialmente el ácido pantoténico.

También se ha demostrado que es un potenciador de las defensas del organismo. IOIRISH(1985) indica que posee acciones viricidas y preventivo de la gripe; y BINCOLETTO et al. (2005) han demostrado su acción inmunomoduladora y su acción hematopoyética. Por eso, la Jalea Real forma parte de preparados frente a las enfermedades infecciosas en invierno.

Otro estudio (OKA, 2001) muestra el efecto inmunomodulador de la Jalea Real aplicado a la supresión de las reacciones alérgicas. El estudio sugiere que la Jalea Real suprime la producción de Ig E y la liberación de histamina de los mastocitos, en asociación con la restauración de la función de los macrófagos y la mejora de las respuestas de las células Th1/Th2 en ratones DNP-KLH.

La Jalea Real constituye pues un preparado dietético equilibrado que favorece el apetito en los niños y aporta energía y otros elementos que facilitan su aprovechamiento, en el organismo infantil, para estimular el crecimiento, el desarrollo muscular y óseo, potenciando la actividad intelectual, e inmunomoduladora.

La familia de productos Jelly Kids contribuye a que los más pequeños crezcan sanos y fuertes, ya sea facilitando que coman mejor con APETIT, pasen mejor el invierno con PREVENT, tengan menos mocos con MUCOSIN o duerman mejor con DULCES SUEÑOS.

Este articulo es un resumen de otro más extenso desarrollado por el Doctor Sala, director técnico de ELADIET

Actividades del própolis de uso demostrado (III)


En los dos artículos anteriores hablábamos de la actividad antioxidante, la antimicrobiana, la actividad antifúngica y la antivírica del Própolis, en éste vamos a hablar de sus actividades inmunoestimulante y antiinflamatoria. 

1) Actividad inmunoestimulante

Como recogen FARRE-FRASQUET-SANCHEZ (2004), se comprueba la eficacia
inmunoestimulante del própolis determinando los niveles de citocinas antes y después de administrar, a diez adultos sanos, 500 mg diarios de própolis, por vía oral, durante trece días. En dicho periodo, aunque no se modificaron los valores plasmáticos, la capacidad de secreción de las citocinas aumentó significativamente.

La acción inmunomoduladora del própolis ha sido ratificada por los estudios de ORSOLIC-BASIC (2003) publicados en el Journal of Etnopharmacology. En ellos se muestra como tras la administración de própolis a un ratón inoculado con células de carcinoma mamario, se observaba como se producían cambios en su sistema inmunológico, como un aumento de la producción del factor de activación de linfocitos, por macrófagos peritoneales y se observó que la eficacia de dichos macrógafos frente a las células cancerígenas era mayor, quedando aumentados también los mediadores inmunológicos. Los autores concluyen que la supuesta acción antitumoral se debe a una pronunciada acción inmunomoduladora, que aumenta las defensas no específicas vía activación de los macrófagos.

Otro estudio (PAGLIARONE et al., 2009), indica que el própolis muestra una acción inmunorestauradora incrementando la producción de IL-4, en ratones estresados, favoreciendo la respuesta inmunohumoral durante el estrés.

2) Actividad antiinflamatoria

El própolis posee también propiedades antiinflamatorias. Esta evidencia se sustenta al ver que extractos de própolis pueden suprimir la vía de las lipoxigenasas del metabolismo del ácido araquidónico y disminuir la síntesis de prostaglandinas y leucotrienos que están relacionados con la inflamación (MIRZOEVA -CALDER, 1996). Según estos autores, esta acción está relacionada con los componentes fenólicos, tales como el ácido cafeico y el éster del ácido feniletil cafeico, la quercetina y la naringenina que ejercen efectos antiinflamatorios y actúan sobre la producción de eicosanoides, tanto in vitro, suprimiendo la generación de prostaglandinas y de leucotrienos en macrófagos peritoneales, como in vivo, en la inflamación peritoneal aguda inducida por la zimosina.

El éster del ácido feniletil cafeico es el modulador más potente, entre los compuestos fenólicos que contiene el própolis, de la cascada del ácido araquidónico. Tanto el ácido cafeico como el éster del ácido feniletil cafeico, disminuyen la actividad de la ciclooxigenasa en macrófagos, medida en función de la producción. Protegen al tejido cartilaginoso y a los condrocitos humanos de los daños producidos por la interleucina-1β. (ROSSI et al., 2002 y CARDILE et al., 2003).

El ácido cafeico, su prenetil éster y la galangina, kaempferol y kaempferida son los principios activos responsables de la actividad antiinflamatoria del própolis por neutralización de radicales libres. No se conoce bien su mecanismo de acción, pero su propiedad de secuestrar radicales libres, hace que el própolis presente una inhibición sobre la actividad de la mieloperoxidasa, la lipooxigenasa y la oxidasa-NADPH leucocitarias. (VOLPERT-ELSTNER,1996).

PARK-KIM-PARK (1996) muestran también la actividad antiinflamatoria del própolis y demuestran que inhibe significativamente el edema de pata inducido en ratas y ratones por diversos agentes (Carragenina, formalina, radiación gamma). También inhibe la formación de granulomas y exudados, la angiogénesis y la respuesta neutrógena al dolor (DE CAMPOS et al. 1998).

Como en el caso de los dos anteriores artículos sobre las actividades del propolis, este es un extracto de un artículo del Doctor Albert Sala LLinares, director técnico de Eladiet. 

Actividades del própolis de uso demostrado (II)

En el artículo anterior hablábamos de la actividad antioxidante y la actividad antimicrobiana del Própolis, en éste vamos a hablar de sus actividades antifúngica y antivírica. 

1) Actividad antifúngica 

El própolis presenta distintos efectos fungicidas frente a numerosas especies de hongos y levaduras como Candida albicans, Aspergillus Niger, Botrytis cinerea, Ascosphaera apis, Plasmopara vitícola, Alternaria alternata y Penicillium digitatum. 

La mayor inhibición sobre hongos patógenos se observa en Trichophyton metagrophytes, Candida albicas, Candida tropicalis, Candida krusei, Candida guilliermondii y Malassezia pachydermatis.

La actividad antifúngica del própolis es menor que la de la Griseofulvina, aunque se muestra eficaz frente a Aspergillus flavus. Ambas sustancias reducen la masa micelar seca, la germinación de conidios, el crecimiento y la producción de aflatoxina B1. En cambio el própolis tiene un efecto similar a la Nistatina frente a Candida albicans, en mucosa oral y superior a otros antifúngicos que presentan resistencias, como Clotrimazol, Econazol y Fuconazol. (MARTINS et al. 2002). 

2) Actividad antivírica 

Otra actividad importante del própolis es su acción antivírica. Ejerce efectos inhibidores frente al virus de la viruela vacuna, la influenza, la enfermedad de Newcastle, el herpesvirus, la fiebre del Valle del Rift, la influenza aviaria, la infección vírica bursal, el reovirus y el virus de la gripe Hong Kong. (ABD EL HADY-HEGAZI, 2002). Muchos de estos virus son causantes de trastornos respiratorios, por lo que el própolis podría servir para su prevención. Esta actividad como las otras biocidas que tiene el própolis se atribuye a su contenido en principios fenólicos. 


Existen estudios donde se compara la acción del própolis frente al Aciclovir en Herpes genital. El própolis por vía tópica, redujo la inflamación, los síntomas locales y fue más efectivo que el Aciclovir (VYNOGRAD et al., 2000). 



También se ha observado que el extracto acuoso de própolis inhibe la integración del provirus del Sarcoma Murino (MuSV- 124) en el genoma huésped, evitando la malignidad de las células NIH/3T3. (HULEIHEL-ISHANO, 2001).


Este artículo es un fragmento de un artículo mayor, realizado por el Doctor Albert Sala Llinares, director técnico de ELADIET.

En próximos artículos en este Blog, os hablaremos de otras actividades del própolis, como la actividad inmunoestimulante y la actividad antiinflamatoria.

Actividades del própolis de uso demostrado (I).


A continuación referimos dos actividades del própolis, basadas en bibliografía científica y para las que se ha demostrado su uso. La actividad antioxidante y la actividad antimicrobiana.

1) Actividad antioxidante  


El própolis, debido a su riqueza en polifenoles, ha demostrado una gran capacidad antioxidante basada en su propiedad para neutralizar los radicales libres. Es una fuente natural de antioxidantes que protegen a los aceites y lipoproteínas séricas de la oxidación.

La actividad antirradicalaria (radicales alcoxi y superóxido), se complementa con su efecto inhibidor del ión cuproso, iniciador de la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad.

El própolis ejerce efectos antioxidantes en el colon, inhibiendo la concentración de hidroperóxidasas lipídicas y también por vía sistémica aumentando la concentración de vitamina C.


En su estudio (SATHIAVELU et al., 2009) ratificó esta acción antioxidante, donde demuestra que la Chysina, proveniente del própolis, es capaz de aumentar la actividad de la superóxidodismutasa, catalasa, glutation-peroxidasa, glutation reductasa, glutation-s-transferasa, los niveles glutation reducido, vitamina C y Vitamina E, en modelos experimentales en ratas. Estas enzimas y sustancias antioxidantes protegen contra los radicales libres mediadores del estrés oxidativo. 

2) Actividad antimicrobiana

Una de las propiedades más conocidas del própolis es su actividad antimicrobiana, que le ha llevado popularmente a tener el apelativo de “Penicilina rusa”. Esta sustancia es activa frente a numerosos microorganismos como Bacillus larvae, Bacillus subtillis, Bacillus de Koch, Staphylococcus aureus, Streptomyces sobrinus, Streptococcus mutans, Streptococcus cricetus, Escherichia coli, Salmonella, Shigella, Giardia lambia, Bacteroides nodosos, Klebsiella pneumoniae, incluyo algún Streptococcus piogenes resistente a los antibióticos.

Los principios activos responsables de esta actividad son los derivados cinámicos y flavónicos, que alteran las membranas e inhiben la motilidad (la habilidad de moverse espontánea e independientemente) de las bacterias. En conjunto y dependiendo del origen geográfico y botánico del própolis, muestra una buena actividad antimicrobiana dosis-dependiente frente a microorganismos que habitan el ámbito respiratorio como Streptococcus pneumoniae, Hemophillus influence y Moraxella catarrhalis, por eso se ha venido utilizando contra las afecciones de garganta y demás afecciones respiratorias de las vías superiores.

Los própolis ricos en pinocembrina y galangina han mostrado que inhiben el crecimiento y la actividad enzimática de Streptococcus mutans, organismo responsable de la caries dental. También presentan una gran actividad contra una gran variedad de bacterias que causan trastornos periodontales como son Porphyromonas gingivalis, Prevotella intermedia, Actinobacillus actinomycetemcomitans y Fusobacterium nuclatum. (PARK-IKEGAKI, 1998) (SANTOS et al. , 2002).

Diversos autores han estudiado la actividad antimicrobiana del própolis en combinación con antibióticos y llegan a la conclusión que esta sustancia sinergiza la acción de éstos, haciéndolos más eficaces y posibilitando una reducción de dosis y evitando que los microorganismos se hagan resistentes. En este sentido FERNÁNDEZ JUNIOR et al.(2005), presentan un estudio de la acción del própolis contra Staphylococcus aureus, reportando que presentan sinergismo con los antibióticos Cloranfenicol, Gentamicina, Netilmicina, Tetraciclina y Clindamicina. Esta sinergia está basada en el mecanismo de acción que presentan estos agentes que interfieren la síntesis de proteínas en las bacterias. Ya en este sentido se había pronunciado KROL et al.(1993), donde encontraron un efecto sinérgico que había entre los extractos de própolis y la actividad antibacteriana de Estreptomicina, Cloxacilina, Penicilina G, Doxicilina, Cloramfenicol, Cefradina y Polimixina B.

Este artículo es un fragmento de un artículo mayor, realizado por el Doctor Albert Sala Llinares, director técnico de ELADIET.

En próximos artículos en este Blog, os hablaremos de otras actividades del própolis, como la actividad antifúngica, la actividad antivírica, la actividad inmunoestimulante, la actividad antiinflamatoria.

Propiedades y actividad biológica del própolis


Propiedades y actividad biológica del própolis.

Según indican los diversos autores consultados, el própolis es un producto muy utilizado como complemento alimenticio y que ha tenido un interés extraordinario para la medicina y la industria farmacéutica.

Se le atribuyen efectos antiinflamatorios, inmunoestimulantes, hepatoprotectores, carcinoestáticos, antimicrobianos, antivirales, antifúngicos, antiprotozoarios, anestésicos y de regeneración tisular (FARRE-FRASQUET-SANCHEZ, 2004).

El própolis contiene flavonoides, incluyendo quercetina, apigenina, pinocembrina, galan- gina, pinobanksina y pinobanksina-3-acetato. Estos compuestos, además de ser tóxicos para las levaduras, inhiben la actividad enzimática de la hialuronidasa. Adicionalmente el ácido cafeico y el hidrofolato podrían explicar su actividad semejante a los antiinflamatorios no esteroideos.

Al estudiar la actividad antifúngica, antivírica y antibacteriana el própolis se muestra eficaz contra hongos y bacterias Gram (+), independientemente de su origen geográfico, y contra el virus de la gripe.

En artículos posteriores referiremos varias actividades del própolis, basadas en la bibliografía científica y para las que se ha demostrado su uso: 



1) Actividad antioxidante 
2) Actividad antimicrobiana 
3) Actividad antifúngica 
4) Actividad antivírica 
5) Actividad inmunoestimulante 
6) Actividad antiinflamatoria 


El contenido de este artículo, y los próximos en los que desarrollaremos estas 6 actividades del Própolis, los hemos extraído de una publicación del Doctor Albert Sala, Director Técnico de Eladiet.

Vitamina C de ELADIET en comprimidos efervescentes

Vitamina C un nuevo producto de la Familia Vit&Min.

Vitamina C Eladiet. Vit&Min
Eladiet presenta Vitamina C un nuevo producto de la nueva familia VIT&MIN, nuestra línea de comprimidos efervescentes que complementa el aporte necesario de vitaminas, minerales y antioxidantes, que necesita nuestro organismo.

Todas las personas pueden padecer un deficit de Vitamina C, ya que el organismo humano no produce ni almacena esta vitamina y por consiguiente debemos obtenerla de nuestra dieta. Una aporte adecuado de vitamina C es imprescindible para mejorar cualquier función orgánica, siendo un cofactor de varias reacciones enzimáticas vitales.

La vitamina C contribuye :

- A la normal función del sistema inmune.
- A la protección de las células del daño oxidativo.
- Al metabolismo energético
- A disminuir el cansancio i la fatiga
- A la normal formación de colágeno para el funcionamiento correcto de los vasos sanguíneos, cartílagos, huesos, encías, dientes y piel.

La Vitamina C de Eladiet, se presenta en un envase con 14 comprimidos efervescentes sabor naranja, para tomar uno al día, es un complemento alimenticio a base de Vitamina C, que además contiene:

- Extracto de Camu camu, un fruto originario de la selva amazónica que contiene gran cantidad de vitamina C, y rico en bioflavonoides los cuales ayudan a absorber esta vitamina.

- Bioflavonoides cítricos, y Zinc, que es un antioxidante que ayuda a proteger las células del estrés oxidativo.